Tipos de multa por no disponer del certificado energético

Blog » Tipos de multa por no disponer del certificado energético
Tipos de multa por no disponer del certificado energético
En junio de 2013 se obligó por Real Decreto que todas las viviendas, tanto de venta como de alquiler, deberían contar con una certificación de eficiencia energética mediante el susodicho Certificado de Eficiencia Energética. Aún hoy en día, muchos inmuebles siguen sin cumplir dicha ley. ¿A qué tipos de multas se enfrentan?
 
Para que cualquier edificio se pueda vender o alquilar debe tener disponible una etiqueta que certifique que se trata de un inmueble eficiente respecto al consumo de energía, o lo que es lo mismo que disponga del Certificado de Eficiencia Energético correspondiente. Los hay de varias clases, distinguidos en colores y letras desde los A para los calificados como más eficientes, hasta los G para los que menos.
 
Sin embargo, hay inmuebles que aún no disponen de él. Esto puede llevar a ser objeto de multa por no tener el certificado energético y para ello, existen diferentes infracciones que pueden llegar a acumular multas de hasta 6.000 euros.
 
Por un lado, se encuentran las infracciones muy graves calificadas desde 1.001 hasta 6.000 euros en aquellos donde se localice un error fraudulento en la información en la expedición o registro de los certificados. También para aquellos que actúan como técnico certificador o agente independiente autorizado para el control de la certificación sin contar la habilitación pertinente, o publicitar en la venta o alquiler de edificios o parte de edificios una certificación que no esté respaldada por un certificado en vigor debidamente registrado.
 
En un segundo escalón, las infracciones graves de 601 a 1.000 euros que recogen aquellas multas que incumplen la metodología de cálculo del procedimiento básico para la certificación, por no presentar el certificado ante la CCAA de rigor y en el registro correspondiente, por no incorporar el certificado de eficiencia energética de proyecto en el proyecto de ejecución del inmueble, por mostrar una etiqueta que no se corresponda con el certificado real, e incluso por vender o alquiler un inmueble sin que el vendedor o el arrendador entreguen el certificado en vigor al comprador o arrendatario.
 
Y por último, las multas por no tener el certificado energético más leves para aquellas empresas o particulares que publiciten un piso o casa sin hacer mención a su calificación, por no exhibir la etiqueta de eficiencia cuando es 100% obligatorio, expedir certificados sin la información mínima requerida o por no renovar o actualizar los certificados, entre otros.
 
¿Qué ocurre en el ámbito empresarial? La norma ISO 50001 es adecuada para cualquier organización, sea cual sea su tamaño, sector o ubicación geográfica. Es de particular relevancia si trabaja en una industria con consumo intensivo en energía o frente a una regulación de emisiones de GEI u otra legislación. Te contamos aquí sus beneficios.