Ventajas que aporta la Responsabilidad Social Corporativa en la empresa

Blog » Ventajas que aporta la Responsabilidad Social Corporativa en la empresa
La responsabilidad social corporativa (RSC) es la contribución voluntaria a la mejora social, económica y ambiental de las empresas, con el objetivo de mejorar su valoración competitiva y su valor añadido. Además de aplicar la legislación laboral y las normativas ambientales, las empresas llevan a cabo una serie de prácticas con el objetivo de estar en equilibrio con el sistema económico, social y ambiental, convirtiéndose en empresas de economía social, ya que en su proceso de toma de decisiones valora el impacto de sus acciones en la sociedad, en sus propios empleados y en el medio ambiente.
 
La RSC permite a las empresas marcar la diferencia en diferentes aspectos gracias a la consecución de una mayor confianza, transparencia y compromiso. Asimismo, las propias empresas se ven beneficiadas como consecuencia de estas estrategias empresariales.
 
5 Ventajas de la RSC para las empresas
 
  1. Mejor capacidad de contratación y retención del talento. Las nuevas generaciones buscan en el trabajo una mayor plenitud, un empleo que les llene, por ello, es preferible una empresa comprometida con causas sociales o medioambientales. Además, también se busca una conciliación de la vida laboral con la personal más flexible que aporte una mayor motivación, bienestar y crecimiento personal, lo que estimula a los empleados a permanecer en la empresa donde se sienten a gusto y se les valora su trabajo.
  2. Prevención de riesgos. La RSC sirve para reducir los riesgos relacionados con las actividades de la empresa. El respeto por normas de conducta y códigos internos responsables con la sociedad y el medio ambiente facilita no caer en malas prácticas que podrían ser perjudiciales para los intereses de la empresa. Además, este mayor control minimiza los conflictos y mejora las relaciones con diferentes agentes.
  3. Mejora la productividad. El mayor compromiso de los trabajadores con la empresa genera una mayor productividad, ya que los empleados están motivados y comprometidos con la compañía, y se sienten una parte importante de la misma. Esto favorece la productividad, por lo tanto, la competitividad de la empresa.
  4. Fidelización del cliente. La RSC aporta una ventaja comparativa hacia la empresa por parte de los clientes, que valoran los esfuerzos por llevar a cabo sus actividades respetando las normas ambientales, sociales y económicas.
  5. Mejor imagen corporativa. Poner en marcha estrategias de RSC beneficia la imagen de la empresa, su reputación y su credibilidad. Además, añade valor a sus actividades, e incluso pueden recibir etiquetas de calidad, que ensalzarán su imagen y provocarán una buena valoración de la marca.